confía en nuestros expertos

Noticias

El poder de una sonrisa

El poder de una sonrisa

Si colocamos a una cría de mono enfrente de dos humanos que no conoce, uno que le sonríe y otro que no, el animal se irá siempre con el primero. Motivo: la sonrisa es el pegamento social. Sonreír nos acerca al resto de personas (y al resto de los mamíferos, podemos añadir). Evidentemente, estamos hablando de sonrisas genuinas, no las artificiales que se saben que no son sinceras y que también percibimos. Ahora bien, la ciencia está descubriendo que la sonrisa tiene muchas más ventajas de las que podíamos imaginarnos a priori. Ron Gutman, como experto en sonrisas, puede ayudarnos en descubrirlas. Ron lleva años estudiando de cerca el fenómeno y recopilando estudios sobre sonrisas, que ha recogido recientemente tanto en el artículo The Untapped Power Of Smiling, publicado en la revista Forbes, así como en la charla que ofreció a través de TED en 2011. Junto a él, la científica LaFrance y Dr. Niedenthal y su equipo están revolucionando la ciencia con sus estudios sobre sonrisas. Veamos algunas de las conclusiones más importantes:

Bruxismo: Cómo saber si aprieto los dientes

Bruxismo: Cómo saber si aprieto los dientes

¿Sabías que los dientes superiores e inferiores sólo deben contactar entre sí durante 6 ó 7 minutos al día? Sin embargo, el bruxismo o apretamiento dental puede hacer que este contacto dure horas, con la sobrecarga que ello supone para tus dientes y músculos… El problema es que los bruxistas o apretadores no son conscientes en muchas ocasiones de que lo son ya que suele producirse mientras duermen y, por tanto, no le ponen remedio, lo que puede provocar destrucción y desgaste de los dientes, caries, gingivitis, traumatismos, dolores de cabeza y cervicales… Por ello, vamos a darte algunas claves para responder a la pregunta “¿Cómo saber si aprieto los dientes?”. Sólo hay dos funciones que fisiológicamente debemos hacer con los dientes de ambos maxilares en contacto: la deglución (tragar) y la masticación. Pues bien, está demostrado que la duración de todos estos contactos no es mayor a 6 ó 7 minutos en todo un día. Imagina la sobrecarga que supone para tus dientes y tus músculos mantener el contacto durante horas como ocurre cuando padeces bruxismo…

Nuestras Promociones

Nuestras promociones
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar