confía en nuestros expertos

Noticias

Tabaco: el enemigo de nuestros dientes

atrás
Fumar es uno de los hábitos más perjudiciales para nuestra salud bucodental. Son muy numerosos los problemas y enfermedades derivados del tabaquismo. En este artículo os vamos a hablar de las consecuencias que tiene el tabaco en nuestros dientes.

Por todos es sabido los graves problemas de salud que genera el hábito de fumar: diversos tipos de cáncer, enfermedades vasculares, sexuales o respiratorias se encuentran entre las más comunes entre los fumadores. Sin embargo, pocas veces se tienen en cuenta los perjuicios que puede causar el tabaquismo en nuestra salud bucodental, provocando dolencias muy graves y favoreciendo la aparición de otras tantas. En este artículo repasamos algunas de ellas, a la vez que recomendamos encarecidamente abandonar el tabaco para mejorar nuestra salud dental y general:

 

Periodontitis

El tabaco ejerce un efecto vasoconstrictor en nuestras encías, dificultando el acceso del riego sanguíneo y, por tanto, el aporte de oxígeno y nutrientes necesarario. Este efecto puede llevar a que el tejido gingival se retraiga provocando una periodontitis.

Por ello, los fumadores presenten un riesgo mucho mayor de sufrir enfermedad periodontal que los no fumadores. Además, la boca del fumadores suele responder de forma menos favorable a las intervenciones periodontales, ya que el tabaco dificulta la cicatrización de las encías.

Estética dental

Algunos componentes químicos del tabaco como la nicotina y el alquitrán, que se disuelven en la saliva, tienden a penetrar en el interior del diente hasta llegar incluso a la dentina. Es esto lo que provoca que nuestros dientes puedan colorearse con un tono amarronado o incluso negro.

Este no es el único efecto estético, ya que nuestras encías también pueden adaptar un tono más pálido e incluso retraerse, dejando huecos entre nuestros dientes y envejeciendo considerablemente nuestra sonrisa.

Halitosis

El tabaco provoca un olor propio que, en conjunto con el producido por otras sustancias que se añaden a los cigarrillos, genera un olor característico en el aliento, o bien agrava la halitosis ya sufrida por otras causas.

Leucoplasia

La leucoplasia o precáncer oral es una lesión de la mucosa oral y una de las enfermedades más peligrosas provocadas por el tabaquismo, ya que en el 10% de los casos preceden al cáncer oral. Los fumadores tienen un riesgo mucho mayor de padecerla y abandonar el tabaco favorece la regresión e incluso la desaparición de la enfermedad.

Implantes dentales

El consumo de tabaco está asociado a una mayor pérdida del soporte óseo necesario para los implantes dentales. Esto influye negativamente en la tasa de éxito de su colocación, que en ocasiones pueden perderse o ser retirados ante el fracaso en su integración.

Cáncer oral

El 80% de los casos de cáncer oral se da en pacientes con tabaquismo. Esta escalofriante estadística nos da una excelente medida de las consecuencias negativas del hábito de fumar respecto a personas no fumadoras ante una enfermedad tan grave.

Tabaco: el enemigo de nuestros dientes

Nuestras Promociones

Nuestras promociones
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar